lunes, 31 de marzo de 2014

Leo: Piedras Natalicias

LEO

Del 23 de Julio al 23 de Agosto



Rubí
Una gema natalicia de Leo. Trae riqueza, alegría, amor, energía sexual y poder. Calienta, energiza después del agotamiento. Fortalece el corazón físico y emocional (cuarto chakra), el amor, el coraje, la confianza, la vitalidad, la resistencia, la fuerza, el liderazgo, el éxito a través de desafíos. Leer más...

Peridoto
Un cristal natalicio de Leo. Esta gema se utiliza tradicionalmente para la salud, la riqueza y la protección. Ayuda a entender las relaciones y otras realidades. Alivia la depresión, la ira, el miedo, los celos y la ansiedad. Es una piedra visionaria. Nos ayuda a conectarnos a nuestros destinos y para la comprensión del propósito de la existencia. Sigue leyendo...

Citrino
Un cristal energizante y altamente beneficioso, el citrino absorbe, transmuta, aterriza y disuelve la energía negativa, lo que hace que sea una piedra muy protectora. Los cristales de cuarzo citrino son estimulantes y positivos. Ellos pueden rodear y llenar a cualquier persona con su color brillante, energizando todos los aspectos de la vida. Aumenta la motivación y personas involucradas con la educación o de negocios se beneficiarán especialmente. Puede guiarte para aprovechar y utilizar su energía creativa. Nos ayuda a analizar los acontecimientos y dirigirlos en una dirección positiva. Desarrolla la calma interior y la seguridad, y nos hace menos sensibleros y más abierto a la crítica constructiva. Puede disipar los sentimientos negativos y nos ayude a aceptar el flujo de los acontecimientos. Esta piedra es excelente para ayudarte en la consecución de objetivos. Debido a su matriz de hierro y cuarzo, es más eficaz en el Chakra Sacro / Sexual, el Chakra del Plexo Solar y el Chakra Corona. Más información...

Granate
Esta piedra simboliza la fe, el amor, la devoción y la confianza. El granate es especialmente conocido por equilibrar nuestros estados emocionales. Por lo tanto, el granate es una de las mejores piedras para calmar el estrés emocional y equilibrar la ira que se acumula dentro y no se expresa. Por lo tanto, el granate es bueno para aquellos que tienen problemas de ira dirigida a sí mismos, no para los que escupen su ira hacia los demás. Esta piedra aumenta la autoestima, ayuda a uno frente a la pérdida de la perspectiva y apoya emprendimientos positivos para cualquier tarea. El Granate estimula el amor y la compasión, sobre todo hacia uno mismo. Aprende más...

Malaquita
Esta piedra estimula la visión física y psíquica. Ayuda a la concentración. Se utiliza para los chakras del corazón y del plexo solar. Piedra de curación de gran alcance útil para los bloqueos mentales y físicos. Protege bien por su fuerte limpieza del campo áurico, absorbiendo rápidamente las energías indeseables. La Malaquita magnifica lo positivo y es por tanto útil si tu estado de ánimo está en fase de mejora. Leer más...

Cuarzo Transparente
Se cree que este cristal sirve para amplificar tanto la energía del cuerpo como la de los pensamientos. Puede ayudar en la creación de energía, claridad de pensamiento, meditación, limpieza, limpieza del aura, desarrollo espiritual y curación. El Cuarzo claro es considerado como la "piedra del poder". Aquí tienes más información...



Nota.- Las propiedades que nos regala la Madre Naturaleza en este caso a través de los cristales son las mismas para todas las personas independientemente del día en que nació la persona que la vaya a usar. El mero hecho de pensar que se puede aplicar la Astrología a los cristales es en sí mismo fútil. 
Tal vez éste sea el motivo por el que hay tantas clasificaciones diferentes, llegando al punto incluso de que algunas son opuestas a otras. He intentado ser lo más fiel posible al espíritu de la Astrología y a las características de cada signo.
Estas divisiones son fruto de la mente humana, no de la Naturaleza en la que TODOS somos UNO.
Eso no quita para que en determinados momentos tengamos más afinidad por una piedra que por otra, o incluso que mantengamos un enlace especial con un cristal en concreto durante toda nuestra vida, será nuestro cristal personal, pero no vendrá determinado por la fecha en la que nacimos, si no por el efecto que produce en nosotros.
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario